3 de junio de 2017

Cuidados generales de jardinería para nuestras Araucarias Araucanas en macetero

No estaría de mas tener en cuenta estos siguientes aspectos generales para cuidar de nuestras Araucarias Araucanas en casa, lo que no quita que también beneficien a otros tipos de plantas que estén creciendo en macetas.

Cuidados relacionados con el riego.
-Para saber si hay que regar o no sus plantas en maceta, introduzca el dedo en la tierra y compruebe si está húmeda. Cogerle el tranquillo a esta técnica es fundamental. Recuerde que con el riego siempre es mejor quedarse corto que pasarse. El exceso produce pudrición y eso si que no tiene remedio.

-Para intentar recuperar una planta excesivamente regada, sacar con cuidado el cepellón del tiesto y envolverlo en varias capas de papel de cocina absorbente, o papel de diario. Dejarlo todo así durante unas 24 horas. Si se empapan las hojas, ponerle otras nuevas. Vuelva después a colocar la planta en la maceta y no la riegue durante varios días.

-Un buen truco para saber si una planta, que está en una maceta de terracota o de barro, necesita agua o no es dando unos pequeños golpes en ella. Si suena a hueco, es que quiere agua; si suena maciza, está llena y significa que no. Pruébelo en una maceta, antes y después de regar, y verá como suena distinto.

-Para regar sus plantas en macetero, es bueno llenar la regadera por las noches, para que el agua esté a temperatura ambiente cuando riegue por la mañana. Dejar reposando el agua en un recipiente abierto permite que se le evapore el cloro.

-El riego por la madrugada o al atardecer es lo mejor, no con el sol en todo lo alto. Hay menos evaporación y la planta la toma mejor.

Cuidados relacionados con la tierra de las macetas.
-Cuando la tierra de las macetas está muy apelmazada, lo mejor es coger un tenedor y remover la tierra hasta una profundidad aproximada de un centímetro. Con esta operación se facilitará la penetración del agua de riego y las plantas se desarrollarán mejor.

-Si no cambió la tierra de la maceta en los dos últimos años, sustituya los primeros centímetros de sustrato por uno nuevo. Pero lo ideal, es cambiar la planta a otra maceta un poco mayor con sustrato fresco y rico. La primavera es la estación ideal para hacer los cambios de maceta.

Cuidados relacionados con las macetas.
-Las macetas, con el tiempo, suelen coger mal aspecto por las manchas de cal que aparecen en su superficie. Una forma sencilla y ecológica de quitar estas manchas es frotándolas con un poco de arena fina.

-Si no le gusta el aspecto nuevo y sin pátina que tienen las macetas de la terraza o el jardín, puede hacer que se carguen aparentemente de años pintándolas con yogur natural. Verá como las paredes externas de las macetas se cubren en poco tiempo de musgo y algas. Este procedimiento puede servir tanto para las macetas de barro, como para las de piedra u hormigón.

-Asegúrese que las macetas tengan un buen drenaje y que no se acumule el agua en el fondo. Abra agujeros si no los tiene. Es recomendable depositar en el fondo de la maceta una capa de unos 5 cm. de grava o arcilla expandida, etc. para facilitar el drenaje.

-Para evitar pinchazos al cambiar de maceta las Araucarias Araucanas, envuélvalas en papel de periódico, o use unos guantes de goma dura.

-Controle siempre las hojas para descubrir la presencia de parásitos o de cualquier enfermedad.

En una etapa posterior, un jardín de bajo mantenimiento se logra con más plantas autóctonas que necesitan menos riego, menos abono y menos tratamientos fitosanitarios.

Comentarios extraídos de:
www.floresalud.es/documentos/Jardineria/Jardineria%20II.pdf
.

No hay comentarios:

Publicar un comentario