10 de mayo de 2013

La importancia de las Araucarias Araucanas vistas por un Profesor Universitario

Entrevista realizada al Profesor Sr. Raúl E. Buholzer Matamala.
Profesor de Física y Matemáticas.
Ex Docente Miembro Directivo de la Universidad de Santiago, Temuco y
Jefe del Departamento de Ciencias Básicas.

1.-¿Por qué se dice que las Araucarias Araucanas tienen tanta importancia, no sólo para Chile, sino también para todo nuestro planeta?
2.-El trabajo que le tocó hacer don Raúl para ayudar a detener la contaminación en Chile por las explosiones atómicas de los franceses en Mururoa. ¿Está esto relacionado con las Araucarias Araucarias?

Responderé a continuación al conjunto de las dos preguntas, ya que a mi criterio están, en cierto modo, conectadas. Dirigí en Chile la defensa a la contaminación radioactiva, originada por las explosiones atómicas realizadas por los franceses en el Atolón de Mururoa. Este Atolón está ubicado en el Océano Pacífico frente a las costas de Chile, en el hemisferio sur. El hongo radioactivo de las explosiones atómicas francesas en Mururoa se movía, alrededor de la Tierra, invariablemente, desde Mururoa en la dirección cósmica pasando por las costas chilenas, es decir, siempre de oeste a este y manteniéndose, por supuesto, en el hemisferio sur de la Tierra, derivándose de paralelo en paralelo hacia el polo sur, en cada vuelta a la Tierra. Siempre van a orbitar de oeste a este, por ser un fenómeno astronómico explicado claramente por la física.
... (vea Más información)
El gigantesco hongo de cenizas ocasionado del choque de la llegada del meteorito de Yucatán, oscureció la Tierra a causa de las cenizas derivadas del astronómico choque. Naturalmente que todos los hongos de las bombas atómicas realizadas en el hemisferio norte dieron vuelta a la Tierra y sus órbitas se iban acercando, en cada una de sus vueltas, al polo respectivo de cada hemisferio, en este caso era al polo norte. Esto le sucedió al super gigantesco hongo, originado por el choque del meteorito que oscureció a la Tierra, seguramente por muchos meses. El hongo del meteorito equivale a muchos miles de bombas atómicas que explotaran al mismo tiempo.

La llegada de este meteorito fue absolutamente fatal para el hemisferio norte y dañino casi en extremo para el hemisferio sur. Gracias a que la cantidad de cenizas caídas fue inferior en el hemisferio sur se salvaron felizmente en una parte de la Tierra, ubicada en el centro de Chile, solamente las gigantes Araucarias Araucanas que crecían a mucha altura en la Cordillera de Los Andes. Y como he leído lo que ha escrito usted, que se salvaron no sólo las Araucarias Araucanas, sino también los loritos y los cóndores. Esto me ha impresionado.

Por suerte se salvó indirectamente el alimento fundamental e inicial del ser humano, el fruto de las Araucarias Araucanas, que como ustedes ya lo saben, se llama piñón. Tienen una relativamente larga duración y después estos cientos de miles de Araucarias chilenas producían una cantidad suficiente para que muchas generaciones de seres humanos se pudieran alimentar de ellos. Curiosamente todos los exámenes de esta maravillosa semilla resultan concordantes en que con ellas es posible vivir sin otro agregado que agua y algunos frutos silvestres, como frutillas y también con la ayuda de la miel de las abejas, que se encontraban posteriormente en los ulmos que convivían cerca de las Araucarias. Los Pehuenches (Pehuén=piñón, che=hombre; hombre de los piñones), se alimentaron y se alimentan además de tubérculos como las papas. Es maravillosa la cantidad de condiciones favorables para que la Araucaria Araucana sea no sólo una planta maravillosa, sino que de un fruto excepcional y que sea el sostén energético del mayor acontecimiento de todo el Universo, del nacimiento del ser pensante, el ser humano, el homo sapiens.

Por supuesto que la pregunta suya sobre las Araucarias Araucanas es una pregunta que exige una de las respuestas más trascendentes en importancia para todos nosotros los seres racionales.

Este acontecimiento además nos permite, felizmente, pensar en que nuestra Tierra es como si fuese la fusión de dos mundos separados por el paralelo del Ecuador. Todos los residuos radioactivos que aún flotan en el hemisferio norte no pasan esta barrera ecuatoriana. Y por esta razón el hemisferio sur de la Tierra tiene menos de esta contaminación derivada de las explosiones atómicas. Si desafortunadamente alguna vez se declara una catastrófica explosión nuclear o una guerra nuclear en el hemisferio norte, los habitantes del hemisferio sur sobrevivirán como si estuviesen en otro planeta. Así como se salvaron las Araucarias se puede asegurar que se salvará de la radiactividad gran parte del hemisferio sur de la Tierra.

Yo he leído con mucha atención e interés su último artículo, relacionando los choroyes con las Araucarias Araucanas y los cóndores. La felicito por su acierto.

Vídeo:
Fin del Mundo / Asteroide (Spanish)
.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada