22 de agosto de 2013

El ámbar producto eterno de las milenarias Araucarias Araucanas

De la vida milenaria y su producto de defensa eterna.

Entrevista realizada al Profesor señor Raúl E. Buholzer Matamala.
Profesor de Matemáticas y Física.
Ex Docente Miembro Directivo de la Universidad de Santiago, Temuco.
y Jefe del Departamento de Ciencias Básicas.

Como sabemos que la especie de las Araucarias Araucanas proviene de la época de los dinosaurios y por otro lado se afirma que curiosamente el ámbar también proviene de antes del choque del meteorito de Yucatán con la Tierra. ¿Qué relación hay entre ambas afirmaciones?

Su pregunta es muy interesante. Como le comenté hace unos días, desde mi juventud tengo el hobby por leer siempre los artículos espectaculares relacionados con las Araucarias Araucanas, sus piñones y precisamente su producto el ámbar. Entonces sobre este tema puedo decirle con cierta seguridad y confianza algunas cosas descubiertas últimamente que ayudan a aclarar su inquietud manifestada con respecto a este tema.

Se le dio el nombre de ámbar a la defensa anti-microbiana que cumple la sabia cristalizada de las Araucarias Araucanas, éstas eran los casi exclusivos árboles predominantes desde 300 millones de años. Lo asombroso es que su producto indirecto, el ámbar, es una joya eterna, que compite lejos con el oro y el diamante y por ser un producto de origen vegetal tiene todavía mucha más importancia que el oro y el diamante. El ámbar no es una simple joya, sino que es el único producto que perdura eternamente, no hay ninguna otra substancia proveniente del Reino Vegetal que dure eternamente como el ámbar.

La Araucaria Araucana logró derrotar a todos los adversarios competitivos del crecimiento de las plantas, se situó en el proceso evolutivo en la última etapa de perfección biológica. Los dinosaurios pudieron exterminar casi todas las plantas, menos a las Araucarias Araucanas.

Entre estos dos interesantes temas puedo afirmar que la Araucaria tiene una asombrosa vida milenaria y el ámbar es una maravillosa defensa eterna, ya que es la resina fosilizada de las Araucarias Araucanas, que también tienen una vida casi eterna.

Chile es el único país del mundo donde existen bosques milenarios de Araucarias Araucanas. Aquí felizmente es posible comprobar, en la actualidad, como estas Araucarias cuando son violentadas de cualquier forma, por ejemplo, temporales que le arrancan algún gancho, entonces expulsan su sabia defensiva cubriendo su herida e incluso atrapando insectos. Éstos quedan perpetuados en la sabia tridimensionalmente. Esto sucede cada vez que soportan un accidente físico y se les presenta alguna herida, por ella fluye pues una defensa a bacterias y a estos insectos mediante la sabia defensiva que este árbol derrama. Esto lo hacían desde la prehistoria estas Araucarias que existían en todos los lugares de la Tierra. Por lo tanto, ellas son las que dieron origen al ámbar que tiene una edad y una duración casi infinita en el tiempo. Esta gelatina defensiva de la Araucaria se mantiene en la herida, posteriormente se cristaliza y se endurece, a tal extremo que su duración se mide en millones de años. En el primer momento inicial de ser todavía gelatina atrapa a los insectos que intentan atacarla y los deja con la misma estructura como si estuviesen vivos y además se pueden ver en sus tres dimensiones. Están como congelados en este líquido ahora cristalizado y convertido en una joya casi totalmente transparente. ¡Esto es el ámbar!

Esta joya semi trasparente dura una cantidad prácticamente infinita de años. Flota en el agua y esto ha permitido que buscando con paciencia y experto conocimiento se encuentre en las arenas de las orillas del mar de casi todo el Planeta. En algunas partes la proporción de ámbar que encuentra una persona trabajando ocho horas al día es mayor, por lo tanto rentable para la persona que trabaje en esta misión. Actualmente hay empresas que han encontrado países donde pueden hacer trabajar a las personas por muy poco dinero, como es el caso de Centroamérica, donde estas empresas son totalmente rentables en esta labor. Esto mismo sucede con el oro, está prácticamente en las arenas de todos los ríos del mundo, sin embargo es sólo rentable buscarlo en algunas de las circas -rocas duras del fondo del río- de estos arenales de los ríos. La obra de mano de algunos países es diez veces menor que en otros países llamados desarrollados y entonces esto explica que sea rentable la búsqueda del ámbar en los países del así llamado tercer mundo (Geoquímica Recreativa de Perelman).

Algunas piezas de ámbar llevan en el interior de este precioso cristal insectos de todo tipo, algunos visibles a simple vista y muchos otros microbios que deben ser vistos con microscopios. La mayor parte de estos seres vivos proceden de épocas del otro mundo, anterior a la hecatombe del meteorito. No sólo los insectos han sido conservados en el ámbar, incluso se ha encontrado una lagartija que al ser bañada por este maravilloso líquido le ha permitido perpetuarla en forma muy intacta. Conocemos por este medio como eran pues, muchos seres vivos en plena época de los dinosaurios, ya que quedaron atrapados y su presencia resguardada por el ámbar durará una Eternidad. ¡Parte de la prehistoria pasa a ser ahora historia! Este hecho es un nuevo regalo científico del ámbar. Ahora las Universidades van a tener muchos miles de piezas de ámbar para observarlas con potentes microscopios y descubrir no sólo sus insectos visibles, sino todo el mundo de variedades de microbios, etc. Estamos penetrando, mediante el ámbar, a conocer una parte de muchas centenas de millones de años. No sólo hay en el interior del ámbar almacenados insectos, sino semillas, restos de vegetales y partes del propio medioambiente que existió en esos lejanos tiempos de la prehistoria.

Por ejemplo, lo más interesante ha sido que hemos logrado saber como eran estos insectos antes del fatídico meteorito de Yucatán, o sea, antes de 65 millones de años atrás. Las Araucarias Araucanas son los únicos árboles que vienen de la época de los dinosaurios, probablemente de 300 millones de años atrás. La información de toda esta época nos la entregan, de una manera asombrosa, la serie de insectos que fueron capturados en todas las partes de la Tierra por esta defensa extraordinaria de las Araucarias. Estamos conociendo entonces en forma muy nítida y clara desde épocas arcaicas la evolución de los tipos de avispas, hormigas, microbios, etc., etc. Como ya dijimos, esta colección de seres vivos cristalizados en los lejanos tiempos junto con el ámbar son un precioso regalo científico entregado por estas lejanas Araucarias Araucanas.

Estas joyas de ámbar flotan felizmente en el agua y entonces se suelen encontrar en las arenas y además flotando en las riveras de los mares y en los lagos que tienen muchos millones de años. Buscar ámbar es casi lo mismo que buscar oro, se lo encuentra siempre, pero en una proporcionalidad de tiempo que normalmente no es un negocio comercial hacerlo. No es para hacerse rico buscar oro ni ámbar, aunque casi siempre sí se los encuentra.

En resumen, entonces cada herida que recibe el tronco de una Araucaria Araucana es cubierta de inmediato por una gruesa capa de sabia, llevando un maravilloso coagulante el que al contacto con el aire cubre esta herida. Esto es el ámbar que permite dejar esta herida cicatrizada a la perpetuidad. Así es el fenomenal proceso evolutivo de la vida de las plantas, que partió hace muchos cientos de millones de años atrás. Y la más antigua de este maravilloso proceso de la vida vegetal se llama Araucaria Araucana.

“El ámbar”

http://youtu.be/0oAbrcmIPjY

Google: Imágenes de ámbar. Avispilla de hace 110 millones de años encontrada en España:  http://X&ei=8u4DUqJOh—zBqDvgJgC&ved=0CDYQsAQ&biw=833&bih=521
.

2 comentarios:

  1. Qué buena información, estos reportajes deberían estar en emol. Creo que desde ahora cada vez que vaya a una playa estaré expectante de encontrar un ámbar, sería como un tesoro en el hogar, un tesoro con historia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí Samuel, con mucha historia... Saludos y suerte.

      Eliminar